11.7 C
Alicante
martes 29 noviembre 2021

DISCURSO DE LA ALCALDESA DE ORIHUELA, CAROLINA GRACIA GÓMEZ, EN EL ACTO POR EL DÍA DE LA COMUNITAT VALENCIANA

Te puede interesar

- Publicidad -

De nuevo, la Comunitat Valenciana se dispone a celebrar su 9 de octubre. Y como parte de ella, la ciudad de Orihuela.

Hoy es el día en el que ensalzamos, desde todos los rincones de la Comunidad, nuestro sentimiento de pertenencia a un proyecto común de convivencia y respeto desde la diversidad.

Porque, en efecto, vivimos en una autonomía rica en matices, acentos, colores y tradiciones. Es tierra también acogedora y solidaria. Una Comunidad crisol de culturas, de sentimientos, de estilo de vidas y visiones, no enfrentadas, sino complementarias.

Así lo sentimos en la ciudad de Orihuela, y en este amplio espacio territorial e identitario que es la Vega Baja. Una tierra, unos hombres y mujeres, con ambición de progreso en el seno de una autonomía de la que se sienten parte.

Una ambición de progreso sustancial en nuestro admirado Miguel Hernández, el oriolano más universal y que hace apenas una hora recibía la Alta Distinción de la Generalitat a título póstumo en la entrega de los Premios 9 de Octubre que se ha celebrado en Valencia.

El Decreto que otorga esta distinción señala que esta distinción se ofrece en reconocimiento a su obra poética, cuando se cumple el ochenta aniversario de su muerte, como símbolo de dignidad y lucha por la justicia. Sin duda una buena noticia también para Orihuela y para la memoria democrática de la Comunitat Valenciana.

Además, este 9 de octubre se celebra en coincidencia con el 40 Aniversario del Estatuto de Autonomía Valenciano. Un instrumento, por qué no decirlo, desconocido para muchos ciudadanos y ciudadanas.

Pero un texto que, desde las instituciones, y con la complicidad de todo el tejido social, debe consolidarse como una herramienta cercana, viva y motivadora de nuestro progreso social, económico y cultural.

Y aquí, el Ayuntamiento de Orihuela, está dispuesto a trabajar hombro con hombro con la Generalitat Valenciana, así como con otras instituciones como la Diputación de Alicante y el resto de municipios. Queremos con esta voluntad, encarar con el máximo de cooperación posible, un tiempo transformador.

Creemos en el trabajo conjunto, el respeto y el equilibrio territorial y social como elementos de crecimiento, y a la vez, con capacidad de afianzar el sentimiento de pertenencia.

Y no hay nada mejor forma para motivar esa identidad que trabajar en común para el mayor de los bienes comunes: la búsqueda del bienestar de las personas con políticas compartidas y consensuadas.

Es imprescindible la unidad en momentos de grandes incertidumbres y retos como el de la sostenibilidad de la sanidad y la educación pública, o la creación de empleo digno, especialmente para la juventud.

También unidad frente al cambio climático y la lucha contra la pobreza, por poner algunos ejemplos.

Pero esta nueva mirada de la ciudad de Orihuela hacia la cooperación con el resto de instituciones, no está reñida con la voluntad permanente de reivindicación de lo que es justo para nuestra ciudad.

Es cierto que contamos a día de hoy con un Consell valenciano atento a las necesidades de Orihuela y la Vega Baja. Vemos como desde la presidencia de la Generalitat Valenciana se apuesta por nuestra ciudad como epicentro de las políticas de vertebración y de dinamización económica y social de la provincia de Alicante.

Cuestiones como la respuesta a la DANA de 2019, con herramientas como el Plan Vega Renhace, aparecen como importantes palancas para nuestra ciudad.

En este sentido, hemos de poner en valor la defensa contante, incluso en los tribunales, que el president de la Generalitat hace del mantenimiento del trasvase Tajo-Segura para que esta tierra cuente con agua de calidad y a buen precio.

También, en apenas unos pocos meses, el gobierno valenciano ha adquirido dos espacios simbólicos de la ciudad de Orihuela: el Palacio del Marqués de Rafal y el edificio del antiguo asilo, que acogerá el Centro Ocupacional Oriol.

En total, casi 6’5 millones de euros para nuevas instalaciones que mejoran servicios para la ciudad de Orihuela, a la vez que se trabaja en el mantenimiento y puesta en valor de nuestro patrimonio histórico.

También tuvimos recientemente al Conseller de Sanidad para presentar lo que va a suponer un salto exponencial en la atención sanitaria: la ampliación del Hospital de la Vega Baja. Y estamos hablando de realidades, no de palabras.

De hecho, la Generalitat ha sacado a licitación el contrato de ampliación del Hospital Vega Baja con un presupuesto de casi 70 millones de euros. Y en una reciente visita del Conseller de Sanidad a Orihuela, se confirmó el inicio de las gestiones para la ampliación también del Centro de Salud de Orihuela Costa.

Estamos demostrando que la reivindicación, si va unida de trabajo en común, y buena voluntad política, da sus frutos. Que, frente al ruido y la contienda permanente, preferimos lo que realmente hace avanzar a los pueblos, la colaboración y la mirada positiva. La voluntad de vertebrar.

Así lo estamos practicando, en el seno del ayuntamiento, con confianza, respeto y equilibrio, haciendo que fluya la gestión en la ciudad. Y también, lo estamos haciendo en la relación con el resto de administraciones.

Evidentemente, queda mucho por hacer, tanto en lo que depende de nosotros y nosotras como ciudad, y en lo que depende de las administraciones superiores.

Hablamos de cuestiones como las infraestructuras de comunicación, educativas y en políticas generadoras de oportunidades económicas como la necesidad de ampliar nuestro suelo industrial o la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico.

De igual modo, como ayuntamiento abrimos en el último pleno municipal una vía reivindicativa. Queremos que el resto de administraciones tengan en cuenta las peculiaridades especiales de Orihuela, con un término municipal extenso, con multiplicidad de núcleos de población y que suponen dificultades en gestión de servicios muy importantes si los comparamos con otras ciudades.

De hecho, este mismo mes vamos a comenzar las conversaciones con representantes políticos e institucionales a nivel provincial, autonómico y nacional, para hablar de esta cuestión tan importante para Orihuela.

Finalizo, con un mensaje que no debemos olvidar: Orihuela es parte de la historia de la Comunidad Valenciana. Miramos atrás y ahí encontramos los rasgos de esta identidad compartida.

Y este 9 de Octubre, con la mano tendida a la cooperación, Orihuela reivindica la ambición de seguir formando parte de esa historia de progreso, conformada de miles de aportaciones y miradas diversas, y siempre con el objetivo puesto en un presente y un futuro mejor.

Gracias por escucharme y que paséis un buen día.

- Publicidad -

Actualidad

- Publicidad -

Otras noticias

- Publicidad -