Empieza una nueva edición del Voluntariado Ambiental en Prevención de Incendios Forestales

0
38

La vigilancia se realiza entre las 15 y las 20 horas, cuatro miembros del voluntariado se reparten por parejas en dos torres de vigilancia en Sant Antoni y en les Pedreres. Cuatro más hacen ruta móvil en bicicleta eléctrica. Los dos voluntarios de protección civil, con un vehículo 4×4, apoyan al Voluntariado Ambiental y ruta de vigilancia en puntos sensibles como el Racó de Sant BonaVentura, Molinar, Polop, entre otros.

Los voluntarios están alojados de lunes a viernes en el Hotel Rural de la Safranera, que se utiliza de base para todas las actividades y vigilancia. Allí también se llevará a cabo la formación por las mañanas.

«Este voluntariado lleva haciéndose desde el año 2002, siendo subvencionado por la Generalitat en prácticamente todas las campañas anteriores, con una buena participación de voluntarios y unos resultados muy positivos», destaca el concejal de Transición Ecológica, Jordi Silvestre. «Como siempre decimos, es muy importante la prevención durante todo el año, hemos llevado adelante muchas acciones que ayudarán a evitar incendios y ahora el voluntariado tiene por delante un trabajo muy importante, ayudando a la conservación de nuestro patrimonio natural».

Esta semana ha tenido lugar la presentación en el Ágora, en un acto que sirvió también para presentar el Plan de Prevención de Incendios de la misma Consellería, además de dar unas directrices generales sobre el voluntariado.

El objetivo de este voluntariado es la realización de toda una serie de tareas encaminadas a la prevención de incendios forestales mediante puntos fijas y rutas móviles para cubrir el máximo de superficie vigilada, haciendo especial incidencia a los Parques Naturales presentes en el término municipal, Parc Natural de la Sierra de Mariola y el Parc Natural de la Font Roja, así como el Paraje Natural Municipal Racó de San Buenaventura y el Paisaje protegido del Serpis.

Este voluntariado pretende realizar actividades que promuevan la integración de las personas con discapacidad, tareas de vigilancia disuasiva, sensibilización e información de la población de cara a la prevención de incendios forestales, concienciar e informar los visitantes en espacios naturales y forestales, mediante acciones informativas a los visitantes sobre el cumplimiento de las distintas normativas aplicables, programas de educación ambiental y formación con especial incidencia en el conocimiento del medio forestal para las personas voluntarias ambientales.