Luis Barcala ensalza la ‘humanidad’ de Francisco Jiménez López en el homenaje de sus vecinos dando su nombre al parque de Virgen del Remedio

0
2

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y el concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, han participado este miércoles en el acto de homenaje al técnico de farmacia y más tarde enfermero, Francisco Jiménez López, que cuidó durante años de los vecinos del barrio cuando no existía Centro de Salud en la zona, y cuyo nombre recibe ahora en su memoria el parque del barrio de Virgen del Remedio.

Francisco Jiménez se ocupó “con gran delicadeza y profesionalidad” de cuidar a los vecinos de Virgen del Remedio cuando no disponían en la zona de un servicio sanitario público, lo que le ha valido que la Asociación de Vecinos propusiera su nombre en su memoria.

Luis Barcala ha evocado la figura del homenajeado y su vocación de servicio hacia las personas de su entorno, “labor que hacía con gran humanidad y sensibilidad, por tratarse de enfermos y personas necesitadas en tiempos donde la sanidad pública no llegaba a todos los barrios de la ciudad”. El alcalde ha hecho entrega de un ramo de flores a su viuda, en presencia de familiares y vecinos del barrio.

Este parque está situado entre las calles Cartagena, Ávila y Aragón. La propuesta fue presentada al Ayuntamiento por parte de la Asociación de Vecinos Virgen del Remedio junto a una pequeña biografía acompañada de más de un millar de firmas apoyando la petición. La propuesta fue aprobada en la Junta de Gobierno municipal el pasado mes de mayo con los informes emitidos por el Servicio de Cartografía Municipal donde constan las características de la zona a la que se asigna el nuevo nombre, así como el acuerdo favorable de la Junta de Distrito nº 2 en reunión celebrada el 11 de noviembre de 2021.

El parque de Virgen del Remedio, que desde hoy pasa a denominarse de Francisco Jiménez López, ha sido objeto durante los últimos meses de una actuación de renovación que ha permitido mejorar las zonas de tierra, corrigiendo los daños causados por las escorrentías de las lluvias, renovando muros, bordillos y su zona infantil, que ha sido dotada de juegos inclusivos