12.1 C
Alicante
sábado 24 febrero 2021

La Pluma de Juan Carlos Prieto vuelve a volar alto con su segundo libro

Te puede interesar

- Publicidad -

El escritor, nacido en Aspe, Juan Carlos Prieto Martínez vuelve a coger su pluma de poeta para adentrarse en el mundo de las emociones con Sintimiento. El autor vuelve a confiar en la Editorial Club Universatario tras el inesperado pero satisfactorio éxito de su poemario, +Tontheridas (Edición Cuarentena), que gozó de gran popularidad en pleno confinamiento.

Prieto Martínez es un poeta polifacético licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Alicante. Su larga trayectoria como docente en Estados Unidos y España ha sido compaginada con sus hobbies: pintar, componer y viajar. En la actualidad, también colabora semanalmente con la revista Shangay.

Como menciona el propio escritor, Sintimiento se podría considerar la segunda parte de su poemario +Tontheridas; sin embargo, el énfasis de la obra reside en la defensa de los sentimientos frente a la lógica con el fin de no mentirnos. Si no nos dejamos guiar por nuestras propias emociones, nos estamos engañando.

En sus versos, el lector debe estar despierto y atento, pues encontrará en ellos un gran abanico de recursos que crean una ingeniosa obra: juegos de palabras, dobles sentidos, ironía, humor… Todo ello hace que el poemario constituya un sello propio, una marca personal.

Nos encontramos, además, con «Aguas», un homenaje a los grandes poetas hispanoamericanos y el primer poema de Juan Carlos Prieto, escrito con tan solo 17 años y en el que observamos no solo la gran calidad literaria del autor, sino también el conocimiento de grandes autores: Borges, Rosalía de Castro, Machado… Por otra parte, el poemario busca la interacción con los lectores. Por esta razón, se incluye una melodiosa canción compuesta por el mismo escritor y cantada y tocada a piano por Guille Martí.

En definitiva, Sintimiento es una vuelta al corazón del autor en algo más de 80 poemas, muchos de ellos escritos en un momento en el que hemos estado con el corazón en un puño, de ahí la portada. Ahora solo depende del lector querer emprender ese viaje.

- Publicidad -

Actualidad

- Publicidad -

Otras noticias

- Publicidad -