19.8 C
Alicante
lunes 3 octubre 2021

La Mare de Déu del Sofratge es rescatada sin daño de las llamas en la escenificación del Hallazgo

Te puede interesar

- Publicidad -

Las reinas Mayor e Infantil desean “bones festes” a todos y agradecen a la patrona “haber superado todas las dificultades para estar aquí”

La pregonera Cristina Escoda recordó su primera ofrenda, su trayectoria festera y a “nuestras mujeres que nos han hecho llegar donde estamos”

Varios miles de personas se congregaron en la tarde noche de ayer en la playa de Levante para asistir a la recreación del Hallazgo de la Mare de Déu del Sofratge, patrona de Benidorm que, como todos los años desde 1971, escenifica la Asociación Cultural Recreativa La Barqueta sobre un texto escrito por el historiador Pere María Orts i Bosch.

Este año se cumple el 50 aniversario desde que comenzó la representación basada en hechos históricos, que acerca al Benidorm de marzo de 1740 y rememora los acontecimientos que entonces ocurrieron.

Una recreación en la que tomaron parte más de medio centenar de personas en la que se pone en escena cómo los habitantes del entonces pueblo de pescadores que era Benidorm, encontraron la imagen de su patrona, sin daño alguno, entre las cenizas de un llondro naufragado que había sido quemado para prevenir un posible contagio de la peste.

A la conclusión de la escenificación se dispararon varias salvas de honor a cargo de la pirotecnia alicantina Hermanos Sirvent.

Tras esta representación, que arrancó los aplausos de los presentes y la emoción en muchos de ellos, comenzó la romería hasta la plaza de San Jaime, en donde se realizó la Ofrenda de Flores a la patrona. La romería, que este año varió su recorrido, comenzó en la avenida del Mediterráneo y continuó por la Plaza de la Hispanidad, calle Gambo, Martínez Alejos, Plaza de la Creu, calle Alameda y calle Mayor.

En la misma tomaron parte las Reinas Mayor e Infantil y sus cortes de honor, el abanderado, los mayorales y mayoralas de honor, la ACR La Barqueta, más de un centenar de peñas, casas regionales y otras entidades culturales.

Entre las autoridades y personalidades presentes se encontraban el alcalde Toni Pérez, miembros de la corporación municipal, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón; la consellera de Sanidad, Ana Barceló; el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín; el diputado nacional Agustín Almodóbar y el diputado autonómico, Manuel Pérez Fenoll, entre otros. También el presidente de la Comissió, Batiste Rostoll, el de la Associació de Penyes, Adrián Romero, el abanderado Vicente Fuster, las camareras de la Virgen los ‘mariners de la Verge’ y los costaleros de Sant Jaume, además del párroco D. Juan Antonio González Magaña.

Al término de la Ofrenda, la Reina Infantil, Sofía Fuster, leyó un verso a la patrona, compuesto por Vicenta Pérez Bayona. En él le recitó a la Virgen que “solo de verte vuelve la alegría a Benidorm” y le pidió “paz a la Tierra, que se acaben las enfermedades y salud para el mundo entero”.

Después, la Reina Mayor, Paula Pérez, dirigió unas palabras al pueblo de Benidorm en las que hizo referencia a la pandemia y aseguró que “hemos superado todas las dificultades para encontrarnos aquí”. La Reina Mayor agradeció a la Comissió y su presidente todo su trabajo y dio la “enhorabuena a la Reina Infantil. “Guardaré todas las emociones vividas en este tiempo porque estas serán las fiestas de la esperanza” afirmó.

A continuación tuvo lugar el pregón, que corrió a cargo de Cristina Escoda Santamaría, la cual relató momentos de su primera ofrenda o su trayectoria en el mundo de la fiesta. “El momento que entregas el ramo a la Mare de Déu es mágico” dijo, antes de señalar que “ser pregonera es un sueño que nunca pude imaginar y que nunca agradeceré lo suficiente”. Escoda realizó un pregón en el que destacó el papel de las mujeres “que nos han hecho llegar donde estamos hoy”.

Después del pregón y la proclamación oficial del inicio de les Festes tomó la palabra el presidente de la Comissió, Batiste Rostoll, que dijo estar “orgulloso de poder celebrar los días grandes de la ciudad y volver a ver la luz y la normalidad que tanto necesitamos”.

El acto lo cerró el alcalde Toni Pérez, quien se dirigió a la patrona para decirle que “Benidorm ha vuelto a ti” y añadió que “hay una explosión de ánimo en las calles para acompañarte”. El primer edil también pidió un aplauso para el “ejemplo” dado por el presidente de las peñas, Adrián Romero, y las propias peñas, “que son el alma y el ambiente de la fiesta” y resaltó que habían entendido “que la otra fiesta puede esperar”. Pérez también pidió otro aplauso para la Comissió “por su esfuerzo para poder estar hoy aquí”, antes de desear “molt bones festes” a Benidorm.

La interpretación de los himnos de Benidorm y de la Comunidad Valenciana, así como el disparo de un ramillete de fuegos artificiales desde la plaza de la Senyoría puso el punto final a los actos del sábado, primer día oficial de les Festes Majors Patronals.

- Publicidad -

Actualidad

- Publicidad -

Otras noticias

- Publicidad -