11.6 C
Alicante
jueves 9 diciembre 2021

El Servicio Municipal de Patrimonio Histórico de la Vila Joiosa recupera el aspecto original de una fachada modernista decorada en mortero de cal

Te puede interesar

- Publicidad -

La exhaustiva documentación del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico permitió realizar una fotogrametría y dibujar la composición original de la fachada completa para su reproducción 

El proyecto de intervención en una fachada del conjunto histórico de la Vila Joiosa ha propiciado el hallazgo, bajo capas de pintura moderna, de los morteros originales decorados con motivos modernistas. Con ello, bajo la supervisión del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico, se ha recuperado una de las fachadas más interesantes y vistosas de su casco antiguo, uno de los más pintorescos, fotografiados y mejor conservados de la Comunidad Valenciana.

El proyecto de obra mayor derivó de la inspección técnica de edificios de la calle Vicente Cervera 1 y 3, y determinó la visita del Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio Histórico, para estudiar la presencia de elementos de interés a conservar.

La sorpresa llegó cuando, al rascar las capas de pintura modernas de las paredes exteriores, para conocer los colores originales de los morteros a la cal para su reproducción, comenzó a aparecer una decoración vegetal de inspiración modernista. Es bien conocido que, a falta de buenas canteras de piedra en la comarca de la Marina Baixa, las casas antiguas de la Vila Joiosa solo utilizaban piedra arenisca de Alicante en los arcos y puertas de las viviendas más pudientes. Al no poder hacer fachadas de sillería, utilizaban mampostería de piedras calizas de mala calidad. Para cubrir esas fachadas irregulares se utilizó durante siglos los yesos de Orxeta y morteros a la cal blancos o coloreados con pigmentos, que dieron a la Vila sus famosas casas de colores.

Los rojos almagra, ocres amarillos de limonita, azules de añil y verdes eran los más frecuentes, combinados con recercados de bandas, casi siempre blancas, en torno a puertas y ventanas. Esa es la estampa tradicional de la Vila, que se fue viendo enmascarada desde mediados del siglo XX por capas de pintura sintética. El Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico marca la obligación de recuperar aquellos morteros coloreados antiguos, previa comprobación y documentación por el Servicio Municipal de Patrimonio Histórico, mediante el rascado de catas en la pintura moderna.

Lo raro en la Vila Joiosa es que una sola fachada se decorara con dos colores diferentes para darle más vistosidad, como se descubrió en el número 3: amarillo la planta inferior, rojo las superiores. Y lo excepcional es que, además, los morteros estuviesen decorados.

La exhaustiva documentación del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico consistió en dibujar calcos de los motivos, realizar una fotogrametría y dibujar la composición de la fachada completa para su reproducción. Se pudo comprobar que se había utilizado 3 plantillas combinadas de formas diferentes para producir una decoración del gusto modernista, de tipo vegetal, hacia el cambio del siglo XIX al XX.

En la Vila el modernismo no caló como en Cartagena, Alcoy o Novelda, pero este testimonio fue un guiño original de esta ciudad marinera a las tendencias artísticas de la época.

 

- Publicidad -

Actualidad

- Publicidad -

Otras noticias

- Publicidad -