ASÍ SE HIZO EL JARDÍN VERTICAL DE BENIDORM QUE TIENE UNOS 100 M2 Y MÁS DE 4.000 PLANTAS

0
5

El proyecto del biólogo Ignacio Solano que forma parte del exterior del ayuntamiento es capaz de filtrar 65 toneladas de gases nocivos al año. 

¿Es posible producir el oxígeno necesario de 98 personas al año? Gracias a la apuesta sostenible del Ayuntamiento de Benidorm por crear un nuevo jardín vertical en su fachada se ha podido mejorar el ambiente de la ciudad generando aire limpio para sus habitantes. Las responsables son las más de 4.000 plantas e innumerables especies repartidas por los 98 metros cuadrados de superficie. La construcción de este ecosistema vertical se puede apreciar en el nuevo vídeo publicado por su creador, el experto botánico y CEO de Paisajismo Urbano Ignacio Solano: “con este tipo de proyectos busco cambiar el ambiente de polución y estrés de las ciudades por paredes verdes basadas en las leyes de la naturaleza y la ecología”.

Este jardín vertical, construido en colaboración con ACTÚA a través de una concesión del Ayuntamiento de Benidorm, tiene numerosos beneficios para el medio ambiente. Y es que es capaz de filtrar 65,33 toneladas de gases nocivos al año, a la vez que podría captar casi 12,74 kg de polvo anualmente. Asimismo, gracias al sistema patentado por Paisajismo Urbano puede atrapar y procesar 21,13 kg de metales pesados al año. Para su elaboración, se ha trabajado con el mismo mecanismo utilizado en los mayores proyectos de jardinería vertical alrededor del mundo, como el edificio Santalaia de Bogotá, que cuenta con una cobertura vegetal de 3.117 metros cuadrados.

La principal innovación de este espacio verde para los benidormenses es el anclaje empleado para instalar los ejemplares de plantas, que se compone de cuatro capas. La primera está formada por un rastrelado metálico, sobre el que se disponen los paneles impermeables que conforman la segunda. Sobre este panelado se fija una doble capa de material textil sintético, que sirve al mismo tiempo de soporte y de sustrato hidropónico para la última capa, que corresponde a la cobertura vegetal. En la capa textil también se sitúa el sistema de riego, que permite acceder fácilmente a él en el caso de ser necesario algún ajuste. Esta disposición por capas, entre las que se encuentran cámaras de aire, permite crear una estructura muy ligera con un peso promedio de 35 kg/m2.

De este modo Paisajismo Urbano e Ignacio Solano, el mayor creador de jardines verticales de ámbito nacional e internacional, no han dejado de realizar proyectos por todo el territorio nacional. Muestra de ello son este jardín vertical del Ayuntamiento de Benidorm, así como el jardín vertical interior más grande de Europa recién inaugurado en CaixaForum València por el especialista en interacciones biológicas.

El experto en interacciones biológicas y fundador de Paisajismo Urbano, Ignacio Solano, lleva más de 900.000 metros cuadrados de jardines verticales realizados en diversos países del mundo. En su larga trayectoria cuenta con innumerables récords:

  • Jardín vertical interior más grande de Europa en Valencia (2022).
  • Jardín vertical más grande de Grecia (2016).
  • Primer jardín vertical en Guatemala (2015).
  • Jardín vertical más grande del mundo en Bogotá (2015).
  • Jardín vertical más grande de Uruguay (2014).
  • Segundo jardín vertical más grande del continente latinoamericano ubicado en Quito (2012).
  • Tercer jardín vertical más grande del continente latinoamericano ubicado en Bogotá.

 

Su pasión por la naturaleza le viene desde pequeño, pues con ocho años ya atrapaba serpientes y toda clase de reptiles para observarlos y reproducirlos en cautividad. Así es como empezó a entender y conocer la belleza de los microsistemas que creaba para ellos. Años más tarde, siguiendo su instinto, se licenció en biología y viajó a selvas tropicales de México, Brasil, Madagascar, Norte de Argentina, Islas Reunión, África o Sumatra, entre otras. Todo ello le llevó a hacer innumerables investigaciones botánicas que le han encumbrado al número uno de la jardinería vertical, dejando patente su pasión por la investigación desde hace 17 años. Fue en esos recónditos lugares donde surgió un nuevo concepto que va más allá de los jardines verticales: los ecosistemas verticales. Este sistema es el resultado de la observación y el estudio de los procesos y simbiosis interespecíficos que existen entre flora y microfauna.

 

Su labor docente también se ha visto reflejada desde hace más de una década con la realización de cursos de jardinería vertical de manera presencial alrededor del mundo.