Empresarios y técnicos apelan a la iniciativa privada-pública para convertir Alicante en puerto base para cruceros con vía aérea con Estados Unidos

10
0

La mesa de trabajo organizada hoy por la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (EUPAL), bajo el título de ‘El Impulso necesario al eje Aeropuerto de Alicante-Elche & Puerto de Alicante’ concluyó en la necesidad de articular conexiones entre ambas infraestructuras para aprovechar la fortaleza entre las dos ciudades de referencia, Elche y Alicante. En opinión del presidente de UEPAL, Juan José Sellés, “es importante acercar ambas ciudades y generar un modelo de colaboración económico, más que de competencia, que impulse el conjunto de la economía de la provincia; y el eje aeropuerto-puerto puede ser parte de ese punto de unión”.

Para ello, en opinión de los expertos y empresarios invitados, ayudaría la participación de la iniciativa privada y pública para impulsar Alicante como puerto base de cruceros, con una conexión área directa entre el aeropuerto y Estados Unidos; al mismo tiempo que se desarrolla el Puerto de Alicante como zona logística e intercambiador de mercancías, junto a los ejes de San Isidro (Vega Baja) y Villena (Alto Vinalopó).

La mesa, clausurada por el presidente de la Diputación Provincial de Alicante Carlos Mazón, estuvo formada por técnicos y empresarios como Ramón Mayo, presidente de la Comisión de Navegación, Logística y Movilidad de la Cámara de Comercio de Alicante; Maite Antón, presidenta de AEFA; Javier Verdú, presidente FOPA; Joaquín Garrido, vicepresidente de CEDELCO; Antonio Sáez, presidente FACPYME; Raquel Rosique, directora de Gestión Elche Parque Empresarial; Armando Ortuño, profesor de la Universidad de Alicante y Director Proyectos de INECA; Juan Antonio Ferrero, jefe del departamento de Planificación Estratégica de la Autoridad Portuaria; Mónica Bautista, directora Comercial de la Autoridad Portuaria; Jesús Aznar, director de Terminales Marítima del Sureste; Francesco Balbi, director de operaciones de la Terminal de Cruceros de Alicante; y Santiago Ros, director de Servicios Jurídicos y Consejero de Mustang.

Los expertos señalaron que Alicante ya ha logrado en repetidas ocasiones ser puerto base de cruceros, y lo será en los próximos años. Para ello, es necesario establecer una mejor promoción de los atractivos de la provincia, como referente para los cruceristas, que reclamen en sus reservas Alicante como punto de partida.

En cuanto a infraestructuras, el puerto de Alicante está bien dotado para soportar hasta 200 escalas, cantidad lejana aún del volumen actual. Algunos expertos en cruceros apuntaron que es necesario potenciar los atractivos de la ciudad, y su posible conexión con el resto de la provincia, pensando en los cruceristas que extiendan su estancia más días previos o posteriores al crucero.

Uno de los valores del puerto de Alicante como base de cruceros es la instalación del aeropuerto, que permite el acceso a los barcos desde destinos del norte de Europa, los países del Este y, como reclamación, la posibilidad de conectar vía aérea con Estados Unidos. Desde el punto de vista estratégico, contar con una conexión directa – en vuelo regular o chárter – entre Alicante y Miami o Nueva York sería importante para la consolidación del puerto de Alicante como centro turístico de cruceristas. Varios de los técnicos coincidieron en interés del mercado norteamericano, que tiene gran potencial de crecimiento.

Zona logística

Por otra parte, se apuntó a la posibilidad de explotar al máximo las posibilidades del puerto de Alicante en materia de mercancías. Para ello, sería importante mejorar su conexión ferroviaria, puesto que el puerto de Alicante por tren es el más cercano a Madrid.

No obstante, se coincidió que el puerto de Alicante no tiene que competir con otros, sino desarrollar su potencialidad, ya que en la actualidad permite ser más operativo en cuanto a la agilidad de despacho de mercancías que otros más grandes. Esto lo ha convertido en un espacio muy atractivo para empresas multinacionales con grandes exigencias en cuanto a los tiempos de distribución de sus productos y de recepción de materias primas.

Pero, sobre todo, hubo coincidencia en la necesidad de que el Puerto de Alicante se convierta en una gran zona logística, que aproveche la maquinaria, sus espacios y estructuras como intercambiador de mercancías, que pudiera ser puente de conexión entre las empresas de Elche y Alicante. Todo ello, en opinión de alguno de los expertos, en combinación con las zonas logísticas tanto de San Isidro como de Villena.

La reunión se desarrolló respetando las medidas de seguridad correspondientes a las exigencias sanitarias por motivo de la COVID-19.