Las playas de Benidorm rozan los 110.000 usuarios en sus dos primeras semanas de actividad

21
0

Tras su reapertura el pasado 15 de junio, las playas de Benidorm han rozado los 110.000 usuarios en sus dos primeras semanas de actividad, según los datos facilitados hoy por la concejal del área, Mónica Gómez, quien ha recordado “el importante esfuerzo que hemos hecho a través del proyecto ‘Benidorm Beach Safety’ para que los arenales de la ciudad sean totalmente seguros y los bañistas puedan disfrutar de ellos en la libertad de sentirse protegidos”.

Gómez ha indicado que “esa percepción de seguridad, de la que incluso se han hecho eco los medios de comunicación extranjeros que sitúan a Benidorm como ejemplo de buenas prácticas, ha hecho que progresivamente y de forma significativa se haya ido incrementando el número de usuarios”.

De hecho, según las cifras recabadas de los 30 puntos de acceso repartidos en Levante, Poniente y Mal Pas, la primera semana 30.190 personas disfrutaron de las playas de Benidorm; una cifra que se disparó hasta los 79.622 usuarios durante la segunda semana. “En una semana prácticamente hemos triplicado el número de bañistas, con jornadas en las que se han superado de largo las 10.000 personas”, ha apuntado.

La titular de Playas ha manifestado que “creemos que este incremento de usuarios se debe a dos factores: por un lado, a la llegada de residentes de otras comunidades autónomas con vivienda en la ciudad; y por otro, a la seguridad y comodidad que ofrece nuestro sistema de organización y gestión de la playa”.

Recordar que el proyecto ‘Benidorm Beach Safety’ es un sistema modulable y versátil que se adapta a la demanda y necesidades de cada momento, y que garantiza la distancia de seguridad entre los usuarios de las playas. Para ello, se han configurado parcelas de 16 metros cuadrados (4×4 metros) con una ocupación máxima que oscila entre las 4 y las 5 personas en función del sector y se ha dividió la playa en espacios diferenciados: para mayores de 60 años, para población en general y para la instalación de hamacas gestionadas por la empresa concesionaria. Asimismo, se han establecido 30 puntos de acceso a las playas, pasillos que conectan el mar y las parcelas, y una franja de 6 metros para el tránsito peatonal entre la orilla y las parcelas.

Con carácter general, el horario de estancia en las playas es de 09.00 a 21.00 horas, si bien están autorizados los paseos y baños puntuales entre las 07.00 horas y las 08.45 horas.

Gómez ha destacado “el comportamiento ejemplar de la ciudadanía, que está respetando, entendiendo y cumpliendo las normas de uso de nuestras playas, que se han diseñado atendiendo a las últimas recomendaciones sanitarias de higiene y seguridad y siempre con el objetivo de proteger al máximo a los usuarios sin que su experiencia y satisfacción se resientan”.

Más detalles sobre ‘Benidorm Beach Safety’

  • El aforo máximo supera las 33.000 personas, con una ocupación máxima de 27.852 usuarios en la zona libre y de 5.624 en los espacios de hamacas.
  • Pese a la existencia de espacios reservados exclusivamente a mayores de 60 años, los usuarios que superan esta edad pueden acceder al espacio destinado a la población general y también a las zonas de hamacas.
  • La ocupación máxima en las parcelas verdes es de 4 personas, y de hasta 5 personas en las azules siempre que una de ellas sea menor de 6 años.
  • Los paseos por la orilla están permitidos, al igual que la práctica deportiva de vóley playa y fútbol playa en zonas habilitadas para este fin.
  • Los menores de 10 años pueden permanecer en la franja de 6 metros junto a la orilla.
  • Los lavapies están en funcionamiento aunque con restricciones para garantizar que los usuarios guardan la distancia de seguridad mientras los utilizan. En los bloques de lavapies con diez surtidores sólo hay activos dos; y uno, en los bloques que tienen cinco caños. Además, en buena parte de ellos se van a instalar sensores de movimiento para que los surtidores se activen a demanda.
  • Tal como marca la normativa estatal, se mantiene la prohibición de todo tipo de juego fuera de estos espacios y seguirán clausurados la biblioplaya, las áreas de juegos infantiles, biosaludables y kalestenia.